Hoy voy a evaluar alternativas libres para crear un clon de Dropbox privado y libre, pero lo primero que haré será entender por qué podría ser necesario crear dicho clon en lugar de simplemente usar un servicio como Dropbox.

Las razones son muchas, como expondré más adelante.

Por qué crear tu propio clon de Dropbox

¿Alguna vez has escuchado que la nube es el ordenador de otra persona?

Si la respuesta es afirmativa, entenderás con claridad por qué puede ser útil crear tu propio clon de Dropbox para gestionar los archivos que necesitas tener accesibles en cualquier momento. 

Si por el contrario, nunca te habías enfrentado con esta duda, te recomiendo empezar a pensar en las implicaciones de tener todos tus archivos alojados en un ordenador ajeno: ¿qué pasa si ese ordenador deja de funcionar? ¿qué ocurre si alguien logra entrar en él y encuentra tus documentos? ¿si escribes un texto en ese ordenador, puedes asegurarte de que te pertenece y retener todos los derechos sobre el mismo? 

Todas estas dudas invaden a los que trabajan de forma regular con servicios cloud o almacenamiento en la nube, por lo cual es lógico que existan alternativas que permitan un mayor control por parte del usuario con respecto a los archivos que decide alojar en la nube.

En este artículo no podré adentrarme en todo el proceso de configuración de un sistema que emule el servicio de Dropbox, pero sí te mostraré algunas alternativas que te permiten acceder a un servicio similar al que ofrece esta empresa.

Con el añadido de seguridad y confianza de tener tus datos alojados en tu propio ordenador.

Si necesitas más espacio de almacenamiento, he preparado una guía para conseguir más gigas gratis en dropbox, y una lista de las mejores alternativas a dropbox.

Qué tipo de servidor necesitas

Lo primero que debes hacer es detallar tus necesidades básica: ¿quieres una manera segura de alojar archivos en nuestro hogar o deseas tener acceso a los mismos cuando te encuentres lejos de tu red privada?

La respuesta a esta pregunta determinará el grado de complejidad de la solución que podrás implementar.

En este sentido, yo te planteo dos opciones disponibles: un sistema NAS (Network-attached Storage) y un servidor propio.

  • Un NAS te permitirá tener todos tus documentos centralizados en un ordenador al cual podrás acceder desde tu red privada.
  • Con un servidor propio, por otro lado, podrás tener acceso a tus documentos en cualquier lugar. 

Qué aplicaciones son las más conocidas

Servidor NAS local

En el caso de que optes por un NAS, las necesidades serán muy básicas: un ordenador tipo SBC (Single Board Computer) como el Raspberry Pi, un disco duro USB y una tarjeta de memoria con Raspbian.

Con una simple instalación de Samba convertirás tu Raspberry Pi en un punto centralizado desde el cual controlar todos tus archivos (siempre y cuando tu ordenador y el NAS estén conectados a la misma red).

Clon de Dropbox

Si, por el contrario, lo que te interesa es construir un clon de Dropbox que puedas usar sin importar a qué red estás conectado, te recomiendo evaluar las dos opciones ideales para construir tu propio cloud: ownCloud y nextCloud.

Ambos sistemas pueden ser instalados en cualquier servidor que cuente con Apache, PHP y MySQL (la práctica totalidad de los servidores existentes). 

Para poder acceder a tu cloud privado, debes contar con una IP pública accesible y asignarle un dominio mediante DNS. Esto puede resultar más complicado desde un ordenador alojado en tu red doméstica, aunque no es imposible lograrlo, gracias a los sistemas de DNS dinámico.

En el caso de que optes por la segunda opción, también es importante entender cuál es tu presupuesto y qué tipo de archivos quieres alojar en tu nube privada.

Si quieres un repositorio para subir archivos de vídeo, lo más seguro es que tengas la necesidad de contratar un gran volumen de datos. Y esto subirá tu factura en caso de que el servidor se encuentre alojado en un servicio de hosting privado.

Es importante resaltar que también es posible crear un sistema NAS con aplicaciones como nextCloud.

Diferencias entre nextCloud y ownCloud

Me gustaría señalar que se trata de proyectos hermanos. Los creadores de nextCloud son antiguos miembros del equipo de ownCloud. Por ello, los requisitos de instalación (que ya mencioné en el apartado anterior) son idénticos.

NextCloud resalta en lo que se refiere a seguridad, pues ofrece capacidad de cifrado en la transferencia de datos, cifrado de almacenamiento en servidor y cifrado de extremo a extremo de cara al cliente, de manera similar a ownCloud, pero el segundo se distingue en que no ofrece al administrador la capacidad de controlar los derechos de acceso a las aplicaciones.

Eso supone que nextCloud ofrezca una ventaja de cara al control por parte de los administradores.

Asimismo, nextCloud cuenta con un servicio básico al que luego pueden añadirse funcionalidades premium, pero lo hace en base a una única plataforma.

OwnCloud, por el contrario, cuenta con una versión para empresas y otra para uso individual que se distinguen en lo que respecta a sus funcionalidades. Se trata de un pequeño matiz, pero es importante de cara a la escalabilidad de la aplicación.

Si quisieras empezar a usar nextCloud y luego ir añadiendo funcionalidades, podrías hacerlo sin mayores inconvenientes.

Por el contrario, con ownCloud tendrías que gestionar un proceso de migración para adquirir los beneficios de las cuentas empresariales.

En lo que se refiere a la sincronización con dispositivos externos, ambas aplicaciones pueden ser conectadas con la inmensa mayoría de los sistemas operativos de escritorio, así como con sistemas Android e iOS.

OwnCloud no cuenta, al menos de momento, con una aplicación para dispositivos Windows Phone, lo cual le da una mínima desventaja en este apartado.

¿Tiene sentido crear mi propio clon de Dropbox?

Esta pregunta sólo puede ser respondida por ti, pero todas las alternativas que he mencionado te ayudarán a crear una nube para alojar tus archivos de manera segura.

En el caso de los sistemas NAS, contarás con un repositorio privado sólo accesible desde tu red doméstica, mientras que las dos aplicaciones a las que me he referido te permitirán extender esta funcionalidad para poder disfrutar de tus archivos desde cualquier lugar.

Costes Ocultos

Un servidor propio tiene sus ventajas, pero es importante señalar que también tiene un coste añadido. Este coste se puede incrementar si necesitas manejar archivos de gran tamaño de manera regular.

Por todo esto, es importante que evalúes tus necesidades antes de decidir dar el paso de construir tu propia nube.

Si al final optas por crear tu propio clon de Dropbox, ganarás la seguridad de contar con un acceso seguro a tus archivos de manera sincronizada desde un número ilimitado de dispositivos.

Más artículos sobre Dropbox

Avatar for Francisco Rubio Aguilar
Analista programador

Francisco Rubio Aguilar nació en Sabadell en 1992. Es graduado en ingeniería informática en la Universitat Autònoma de Barcelona, donde también cursó el Máster de Ingeniería Informática. Tiene amplia experiencia en el desarrollo de backend para servicios webs. En la actualidad trabaja como analista programador para una empresa especializada en aplicaciones móviles, con presencia en varios paises.