¿Estás buscando más información sobre los servicios de almacenamiento en la nube? ¿no sabes muy bien qué significa el concepto de almacenar ficheros en la nube?

Esta expresión lleva a pensar que tu información está almacenada en un lugar alto y seguro. Al menos eso era lo que yo creía.

Aunque este concepto no es del todo errado, es mucho más que almacenamiento.

Los servicios de nube modernos también garantizan respaldo, soporte técnico y procesamiento de datos.

Sin embargo, muchas personas aún no se animan a migrar sus datos a la nube, algunas por miedo y otras por desconocimiento.

Sea cual sea tu situación, este artículo resolverá tus dudas.

A continuación, te hablaré sobre los tipos de servicio en la nube que existen, sus ventajas y cómo elegir el mejor.

Qué son los servicios en la nube y para qué sirven

El almacenamiento en la nube (o cloud storage, en inglés), es un modelo de servicio en el cuál los datos de un dispositivo electrónico se almacenan, administran y respaldan en un espacio virtual. Estos datos están a disposición de los usuarios a través de internet.

Este tipo de servicios sirve para:

  • Guardar los datos en una ubicación diferente. Si tu disco duro o memoria USB llegaran a sufrir algún daño o pérdida, podrás recuperar tu información, pues cuentas con un respaldo en la nube.
  • Intercambiar datos. La nube permite a un grupo de personas tener acceso a los mismos archivos, aunque se encuentren en diferentes ubicaciones. De esta manera, facilita el trabajo colaborativo y remoto.
  • Sincronizar datos. Permite sincronizar diferentes dispositivos, (PC, Smartphone, tablet, ipad) con una sola cuenta.

Tipos de servicio de almacenamiento de datos la nube

Existen 3 tipos de servicios de almacenamiento en la nube:

 IaaS

IaaS (del inglés, Infraestructure as a Service) es un modelo que permite disponer de una infraestructura de servidores virtuales. Cuenta con hardwares que corresponden a la memoria, almacenamiento y procesamiento de datos.

La mayoría de las empresas o negocios necesitan un servidor de nube, para guardar toda la información relacionada con sus clientes.

Un caso muy conocido es Facebook. Cuando entras con tu email y contraseña, la red te dirige de forma automática a todo el contenido de la página.

Todo eso está guardado en la nube a través de un IaaS. Este tipo de servicios permite a las empresas reducir costes, desarrollar aplicaciones propias y tener el control de su negocio.

PaaS

PaaS (del inglés, Plataform as a Service) es un término que hace referencia a una plataforma de trabajo, a través de la cual un proveedor le proporciona al cliente las herramientas necesarias, (almacenamiento, cálculo y bases de datos) para crear o gestionar nuevas aplicaciones.

Es decir, con PaaS podrás contratar un servicio en la nube, para desarrollar tus propios softwares y aplicaciones. Y los proveedores se encargarán del mantenimiento, procesamiento y actualización de los datos.

Una de las empresas que utiliza este modelo es Microsoft Windows Azure.

SaaS

SaaS (del inglés, Software as a Service) es un servicio en la nube que permite la adquisición y utilización de un software, sin necesidad de comprar una licencia. Es decir, solo pagas por aquello que utilizas en una situación puntual.

Algunos SaaS (como es el caso de OneDrive) permiten el acceso gratuito. Pero, te proporcionan recursos de almacenamiento limitados. Para obtener más espacio necesitas adquirir alguno de sus planes de pago.

La mayoría de los servicios SaaS se ejecutan directo en el navegador web. Así es posible utilizarlos solo con Internet sin necesidad de descargar o instalar ninguna aplicación.

Diferencia entre almacenamiento en la nube y backup en la nube

El servicio en la nube, sirve para extender tu capacidad de almacenamiento y no colapsar el disco duro local. Además, permite la interacción con tu equipo de trabajo y facilita la edición de archivos.

Si eres de las personas que se encuentran en constante movimiento y necesitas compartir archivos desde diferentes dispositivos, lo mejor es que adquieras un plan de almacenamiento en la nube.

Mientras que el propósito del backup en la nube, es replicar toda tu información y resguardarla de cualquier amenaza. Las copias de seguridad (backup) son soluciones más adaptadas a los entornos empresariales.

Debido a que les permiten tener un plan de contingencia y darle continuidad a su negocio. Sin embargo, no favorecen la edición de documentos ni el trabajo remoto.

Los servicios de la nube más conocidos

Aquí te dejo una lista con los 5 servicios de almacenamiento en la nube más conocidos en la actualidad.

Dropbox

Dropbox es una aplicación de fácil uso y compatible con Android, Windows, macOS y cualquier iOS estándar. La cuenta ofrece solo 2GB de espacio, pero si solo buscas almacenar documentos, este espacio será suficiente.

También es posible ampliar la memoria si te suscribes a sus diferentes planes de pago.

Dropbox crea copias de seguridad por 30 días de los archivos originales. De esta forma, si los editas o eliminas por error, podrás recuperarlos en las versiones anteriores.

Si te suscribes a cualquiera de sus planes podrás configurar los permisos para que los documentos que compartas no puedan ser editados ni borrados.

Una de las mayores ventajas de esta aplicación es su sistema de verificación en dos pasos, que protege todos tus datos. Además, todos los archivos están encriptados por un sistema de cifrado AES 256-bit.

Google Drive

Google Drive es el servicio de almacenamiento en nube de Google. Si usas Gmail, Google Calendar o cualquiera de los servicios de Google, tendrás 15 GB de almacenamiento de forma automática.

Una de sus características más atrayentes, es que permite que dos personas abran un mismo documento y trabajen en él a la vez. Cuenta con un sistema de sincronización selectiva, que te permite elegir cuáles carpetas se sincronizarán en cada uno de tus dispositivos.

Los archivos se organizan en forma de árbol, lo que facilita la búsqueda. Además, los datos se encriptan en AES 128 bits, por lo que tus documentos permanecerán protegidos y seguros.

iCloud

iCloud es conocido sobre todo por los usuarios de los dispositivos Apple. Es un servicio en la nube que pertenece a la plataforma iOS y macOS. Sin embargo, los usuarios de Windows pueden acceder a este servicio, a través de la aplicación para escritorio que se puede descargar desde la web de Apple.

La aplicación funciona igual que la mayoría de los servicios en la nube. La única diferencia, es que este servicio es solo para usuarios privados. Al registrarte, recibes 5 GB de almacenamiento gratuito y puedes ampliar esta cantidad hasta 2 TB por 10 euros al mes.

iCloud permite que comiences a trabajar en tu iPad y después continúes donde habías quedado en tu ordenador.

Los archivos están encriptados con AES 128 bits, pero Apple se reserva el derecho de explorar el contenido de los archivos, si sospecha que contienen material nocivo o ilegal.

MEGA

A diferencia de otros servicios de almacenamiento, MEGA te proporciona 50GB gratis al registrarte. Puedes ampliar el almacenamiento hasta 4TB por 30 euros al mes.

Todos tus archivos se encriptan de forma local, tanto en la ruta como en el servidor de destino. La contraseña también está encriptada, así que los proveedores no pueden acceder a la información en ningún momento.

Es compatible con Windows, Mac OS y Linux. Además, las aplicaciones están disponibles para Android, iOS, Windows Phone y Blackberry.

También tiene complementos para navegar con Firefox y Chrome. Puedes sincronizar todos tus dispositivos en la misma cuenta.

Con este servicio podrás compartir archivos y trabajar de forma conjunta. También permite acceder a funciones de correo electrónico o mensajería instantánea.

 OneDrive

El servicio OneDrive viene integrado a Windows 10, así que es una buena opción para los usuarios de esta plataforma. La cuenta ofrece 5 GB de almacenamiento gratis.

Por supuesto, siempre es posible aumentar esta cantidad, con los planes de pago que ofrece. A través de esta nube podrás crear carpetas de archivos en la web, incluidos los formatos Office y OneNote.

Al compartir archivos, puedes establecer permisos para que los usuarios solo puedan visualizar la información o tengan acceso a la edición del texto. A diferencia de Dropbox, esta opción la puedes llevar a cabo con la versión gratis.

También tiene una función que te permitirá acceder a archivos de forma remota, a través de su web oficial. Eso facilita el trabajo a distancia y ahorra en gastos de traslado.

Quién debería de usar servicios en la nube

El almacenamiento en la nube casi siempre se relaciona con las grandes empresas, pues la mayoría de ellas necesita mucho espacio para almacenar, respaldar y procesar toda la información de sus clientes.

El mantenimiento y la asistencia técnica están a cargo de los proveedores del servicio. Por lo tanto, las empresas ahorran en costes y aumentan su productividad y comunicación.

¿Puedo usar un servicio en la nube como usuario particular?

Los usuarios privados también se pueden beneficiar de este servicio.

Por ejemplo, puedes apoyarte en el almacenamiento en la nube para respaldar tu información personal (como fotografías y videos del móvil) y tenerla accesible desde cualquier dispositivo.

Al alquilar un servicio de almacenamiento adicional para tus fotos, documentos y archivos en general, liberas espacio de los discos duros locales.

Esto permite que tus dispositivos electrónicos (ordenador, tablets o smartphones) tengan suficiente espacio para el sistema operativo y funcionen con mayor rapidez.

Cómo elegir el mejor almacenamiento en la nube

Antes de elegir un servicio en la nube, ten en cuenta estos factores:

Seguridad

Las últimas tecnologías incorporan copias de seguridad y sistemas de encriptación AES 128 bits, que protegen la contraseña y los archivos de forma local y en el servidor de destino.

El proveedor debe garantizar que tus datos, así como las comunicaciones que mantengas dentro de la plataforma sean inaccesibles a terceros.

También es importante echar un vistazo a la ubicación del servidor. Si la información está descentralizada y existen servidores en diferentes países, será más difícil que los hackers capturen tus datos.

Compatibilidad

Los datos almacenados en la nube deben poder sincronizarse con diferentes plataformas y dispositivos electrónicos.

La ventaja de este sistema, es que no tendrás que esperar llegar a casa para acceder a la información desde el ordenador. Podrás hacerlo desde tu móvil, sin importar donde te encuentres. Siempre y cuando tengas acceso a Internet.

También es útil para compartir documentos con usuarios de otros sistemas operativos. De este modo, la información será más fácil de intercambiar y facilita el trabajo en equipo.

Características

Fíjate en las características del servicio de nube. Las más sobresalientes son:

  •  Capacidad de almacenamiento. La misma varía de un servicio a otro. La mayoría ofrecen desde 100 GB, hasta una cantidad ilimitada de almacenamiento. En este caso, debes tomar en cuenta cuánto espacio necesitas.
  •  Tipo de archivos. La nube que elijas debe poder aceptar diferentes formatos de archivo. Los más comunes son: archivos comprimidos zip y rar, MP3, vídeos, archivos ISO y documentos Word, PDF, Power Point, Excel, entre otros.
  •  Acceso a los archivos almacenados. Para acceder a los archivos lo primero que necesitas es estar conectado a internet. Después, entra a la aplicación con tu usuario y contraseña desde cualquiera de tus dispositivos asociados. Por último, el servidor te mostrará todas las carpetas con los archivos que hayas subido.

Facilidad de uso

El servicio de almacenamiento debe tener un interfaz amigable, en especial para los nuevos usuarios. Lo primero que debes tomar en consideración es que el proceso de registro sea fácil y esté disponible en tu idioma.

La carga y descarga de archivos debe ser tan sencilla como arrastrar y soltar el archivo en el lugar indicado. Además, el servicio en la nube te debe indicar cuando el archivo se haya cargado por completo y esté listo para usarse.

Fiabilidad del servicio

El sistema que elijas debe ser fiable y garantizar el acceso a tus archivos en todo momento. Es importante que los proveedores te mantengan informado sobre las novedades o problemas técnicos con la debida antelación.

Asegúrate de buscar un servicio recomendado por usuarios de confianza o expertos en el tema. Mientras más establecido esté el proveedor, más confiable será el soporte.

Ancho de banda

El ancho de banda es importante para reducir o ampliar la cantidad de datos de tu conexión a internet. Mientras mayor sea el ancho de banda, más rápida será la velocidad de carga y descarga de archivos.

En este punto, debes pensar en cuánta información necesitas subir a la nube. No es igual la cantidad de datos que almacenan las grandes empresas, que los archivos que pueda subir un usuario privado.

Por eso, la mayoría de los servidores ofrecen diferentes planes de ancho de banda que se adaptan a las necesidades de cada usuario.

Precio

Muchas plataformas de almacenamiento, ofrecen una cantidad de almacenamiento gratis al registrarte. Una vez que ocupes todo el espacio gratuito podrás suscribirte a cualquiera de los planes de pago.

Casi todos los planes se cancelan de forma mensual o anual. Los precios oscilan entre 4 euros por 200 GB, 10 euros por 500 GB y hasta 30 euros al mes por almacenamiento ilimitado.

Aquí todo dependerá de la cantidad de espacio que necesites, la calidad del servicio y el presupuesto con el que cuentes.


Como resumen, quiero recordarte que el almacenamiento en la nube te permite llevar tus archivos siempre contigo.

Lo mejor es que no ocuparán espacio en tu maleta y tampoco tendrás que preocuparte de sufrir robo o pérdida. Toda tu información estará resguardada en un lugar seguro.

Entonces, ¿estás preparado para dar el salto a la nube?

Más servicios de almacenamiento en la nube

Avatar for Jorge Álamo Barreiro
Desarrollador Web

Jorge Alamo nació en Huelva en 1985. Estudió informática en la Universidad de Barcelona (UB), y ha trabajado en diferentes empresa dentro y fuera de Europa.

Nunca ha dejado de lado sus mayores devociones: programar y escribir.

Terahacks representa una forma de educar sobre diversos temas tecnológicos que le interesan.